¿Cómo elegir la pala de pádel?

Si has llegado hasta aquí, posiblemente te estás iniciando el mundo del padél o incluso ya eres un jugador avanzado que estás buscando cambiar tu pala de padél.

Sea cualquier de las dos opciones, has llegado hasta el artículo adecuado. 

NO vamos a venderte una pala de padél, no somos una tienda, tampoco tenemos interés en que elijas una u otra.

Tan solo te vamos a explicar cuál elegir en base a tu estilo de juego y según tu experiencia.  Estamos seguros que la lectura de este artículo te ayudará a no malgastar un valioso dinero.

 

¿Qué tipos de palas hay?

Clasificaremos las palas en dos grandes grupos; según su forma y según su composición. En base a esto podrás tomar una decisión acertada en la compra.

 

Antes de entrar al lío, vamos a dejar un pequeño diccionario de los conceptos que utilizaremos a la hora de explicar por qué es mejor una u otra según tu forma de juego.

Prometemos no enrollarnos mucho. 🤞 🤞 🤞 Aunque si ya conoces estos conceptos, tan solo los tienes que obviar ese punto.

 

 

Punto dulce

Es la zona de la pala con la que podemos golpear la pelota de forma óptima.

Dependiendo de la forma de la pala, el punto dulce variará.

Normalmente en las palas redondas, el punto dulce se encuentra centrado, pero en las palas de lágrima o diamante, el punto dulce suele estar en la parte superior de la pala

Peso

El peso en las palas juega un factor determinante. El peso influye en la manejabilidad y en la potencia de salida de la pelota.

Por lo tanto, si buscamos ese control necesario para asegurar
el punto o una respuesta más rápida, miraremos palas de peso más ligero.

En cambio, si buscamos fuerza en el golpeo, buscaremos palas más pesadas, aun que eso si, éstas nos fatigaran antes que las livianas.

Los pesos suelen ir desde los 360gr a los 390gr.

Balance

Es el lugar de la pala donde se concentra el peso de la pala.

Si el peso de una pala se encuentra más cerca de la muñeca, se considera un balance bajo.

Si el peso de la pala se concentra más cerca de la cabeza de la pala, se considera que tiene el balance alto.

 

 

Perfil o grosor

Las palas deben tener un grosor inferior a 38mm. Siendo lo más habitual un grosor entre 36 y 38mm.

Dureza

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Según la forma

Existen 3 tipos distintos de perfil de la pala: forma redonda, en forma de lágrima y en forma de diamante.

Forma redonda

 

Sus características principales es que
tienen en su parte central el punto de mayor balanceo, y el punto dulce de la pala se encuentra en el centro de la misma y es mayor que otros tipos de palas, lo que permite un mayor control.

Suelen ser palas más ligeras de peso y, en general, la dureza es menor para conseguir esa estabilidad y control.

Recomendadas para jugadores que se están iniciando en el pádel, ya que permiten una manejabilidad y precisión mucho más sencilla.

No por ello quiere decir que sean exclusivamente palas de iniciación, pues en el mercado podemos encontrar un gran número de jugadores profesionales
que usan palas de este estilo.

Forma lágrima

 

Estas palas tienen el punto dulce menor que las palas redondas y es en forma ovalada, lo que le imprime una mayor potencia y velocidad de salida de la pelota.

El balance se encuentra más alejado de la empuñadura que las palas redondas, más cercano del centro de la pala. Todo ello permite tener un perfecto equilibrio entre potencia y control.

Son palas perfectas para la gran mayoría de jugadores, al tener esta harmonía entre control y potencia. Es decir, son aptas para un juego ofensivo donde se requiere esa potencia en el golpeo, como para el juego defensivo, al tener un buen control.

Son recomendables para jugadores que ya tienen cierto dominio en el juego, pues a pesar de tener un buen equilibrio entre control y potencia, se requiere de una cierta técnica para poder sacarles el mejor
provecho.

Forma diamante

 

Como su nombre indica, tienen forma parecida a un diamante, con vértices en la parte superior de la pala y forma de gota de agua en la parte inferior.

Estas palas se caracterizan por tener el balance en la parte superior de la misma, por lo que le dan una gran potencia de juego. 

Son palas más complejas de adaptar a su estilo de juego, pues el punto dulce se encuentra en la parte superior de la pala y es más reducido que las otras dos formas, lo que hace que si estas acostumbrado a un punto dulce más amplio o más centrado, tengas que adaptar tu estilo de juego.

Aún así, estas palas son muy buenas para un estilo de juego ofensivo donde se prime una gran potencia de golpeo.

Son palas más pesadas y menos manejables que las palas redondas o de lágrima y, por consiguiente, son palas para jugadores expertos.

Según la composición

Material exterior

Grafito

Material muy ligero y sobretodo destaca su dureza, aun
que muy caro),

Grafeno

Es un material derivado del Grafito, es ligero y de gran resistencia.

Fibra<br /> carbono

Es uno de los materiales más utilizados para la fabricación por su ligereza.

Fibra de vidrio

Muy flexible y blando, ideal para el centro de la pala.

Polietileno

Da buen equilibrio entre potencia y control.

Titanio

Se aplica en formato polvo, aporta resistencia y durabilidad.

Kevlar

Aporta durabilidad a la pala, se suele utilizar como refuerzo, pero es un material pesado.

Composite

Sirve para reforzar la resistencia de la pala.

Epoxi

Es una resina que permite unir todos los materiales de la
pala.

Material Interior

El núcleo de la pala está formado básicamente por dos tipos de material: EVA o FOAM.

Estas dos composiciones son las más comunes, su principal función es la de absorber el impacto de la pelota y evitar las vibraciones producidas por dicho impacto.

Pero es importante conocer la diferencia entre ambas composiciones, pues en función de que material está compuesta tu pala, tendrá unas características u otras.

Las gomas EVA (que son las más comunes de encontrar en las marcas actuales) es un material menos poroso y más rígido que el FOAM, por lo que hace que sea un material más duro.

 

Al ser más duro, absorbe menos el impacto de la pelota al golpearla y por consiguiente, sale con más potencia (porque no desaprovecha la energía).

También el hecho de ser un material más duro, permite una mayor
durabilidad (se gasta menos) y un mejor control.

Eso si, cuando devolvemos el golpe, como no ejerce un efecto retorno o resorte, debemos invertir más fuerza para golpear la pelota. Se pueden encontrar en distintas densidades que le otorgan distintas características.

En cambio las gomas de FOAM son más blandas, por lo que se consigue que la pala absorba el impacto del golpeo. Esto se traduce en una menor presión sobre las articulaciones (ya que la absorbe la pala y no nuestro brazo) y un menor esfuerzo de golpeo, por el efecto retorno o resorte.

Eso si, al ser un material más blando, se desgasta antes que las gomas EVA, por lo que duran menos.